El activo de las casas y edificios sostenibles

En el sector de la construcción, el futuro se escribe con viviendas que combinan diseño y sostenibilidad, todo un activo inmobiliario . Lo exige el medioambiente y lo exige la sociedad. Las personas buscan inmuebles confortables que les brinden calidad de vida al tiempo que presenten un bajo consumo energético.

Las casas pasivas y los edificios sostenibles se imponen en el sector de la construcción. Han llegado para quedarse porque son capaces de dar respuesta a la tendencia social y medioambiental del presente y del futuro. En la actualidad ya no se trata de concienciación, sino de pura necesidad. ¿Por qué pagar más de lo que corresponde? ¿Y por qué renunciar al diseño y a la calidad de vida? Las viviendas sostenibles integran funcionalidad, autosuficiencia, bienestar, respeto por el entorno y diseño. Son casas del futuro preparadas para disfrutarlas en el presente.

activos inmobiliarios

Las construcciones saludables

Los edificios saludables, ecológicos o sostenibles son construcciones de bajo consumo energético. Están construidas pensando en el aprovechamiento de las condiciones naturales, las que brinda la naturaleza.

Hace años, las casas se construían orientándolas para aprovechar los rayos de sol y las paredes eran gruesas para conseguir un aislamiento térmico y acústico. Entonces no había ni aparatos de aire acondicionado ni estufas eléctricas. Según la posición, la ubicación y el clima, se utilizaban unos materiales u otros. Se podría decir que las viviendas de antes del siglo XX ya eran edificios sostenibles.

Ahora, la investigación y la innovación se han puesto al servicio de la arquitectura bioclimática. Los arquitectos disponen de las herramientas para crear viviendas en las que prime la eficiencia energética​. Los edificios sostenibles son construcciones inteligentes. Están diseñados para aprovechar al máximo los recursos naturales, su principal fuente energética proviene de las energías limpias y renovables, están construidos con materiales de bajo impacto ambiental y disponen de sistemas de aislamiento que permiten un ahorro energético de más del 80 o 90 % si se compara con viviendas tradicionales.

construcciones saludables

Materiales actuales y ecológicos

Los materiales saludables o de bajo impacto ambiental son los que provienen de la naturaleza o son reciclados. La tierra, el adobe, la madera, el bambú o la paja son algunos de ellos. Se pueden utilizar directamente o mediante productos que los contengan. Se mantienen intactos frente a los cambios meteorológicos, son reciclables y se pueden reutilizar.

En la actualidad se puede construir una casa con hormigón encofrado y sistemas no prefabricados que sean respetuosos con el entorno. Incluso, algunos materiales se preparan a partir de otros que se reutilizan. Existe hormigón fabricado con caucho reciclado de neumáticos usados, ladrillos hechos con aguas residuales que provienen de depuradoras o aislantes dispuestos a partir de restos de madera o de corcho. El mortero de cal o la fibra fabricada con celulosa de papel reciclado son otros ejemplos. El Neopor permite optimizar la eficiencia energética, está hecho con perlas hidrófugas, aislantes, ligeras y dispone de un bajo proceso de sedimentación.

Las viviendas ecológicas son todo un activo inmobiliario. Se construyen bajo parámetros de aislamiento térmico y acústico que favorecen un considerable ahorro energético. La arquitectura bioclimática, además, optimiza los recursos naturales adaptando cada construcción a su propio entorno y a las condiciones del mismo. El viento, la lluvia, la ubicación o la orientación son factores determinantes que priman los arquitectos en sus proyectos.

Materiales actuales y ecologicos

 

 

Ventajas de las casas bioclimáticas

​El ahorro de energía que brinda este tipo de construcción mejora la calidad de vida y la salud de los habitantes de la casa. En realidad, se trata de inversiones rentables para los propietarios con muchas ventajas.

1. El sistema de construcción es más económico que el de una vivienda tradicional.

2. El propietario puede personalizar su inmueble a su gusto, siguiendo un estilo más moderno, vanguardista o minimalista, o bien uno rústico y conservador. Dependerá de su propio gusto.

3. La construcción ecosostenible no se utiliza solo en las viviendas unifamiliares o construcciones para vivir, también se puede aplicar a edificios de oficinas, empresas o naves comerciales.

4. La financiación para estas viviendas es la misma que la de la construcción tradicional.

5. Los seguros tienen las mismas coberturas.

6. Garantizan un ahorro energético de entre el 80 y el 90 % si se compara con otro tipo de construcción no sostenible.

7. Permiten optimizar el consumo energético y reducen las emisiones de CO2.

8. Pueden ser completamente autosuficientes, por lo que brindan una completa independencia y libertad a los propietarios.

9. Disponen de un fuerte aislamiento térmico y acústico, por lo que son más confortables.

10. Están construidas con materiales de bajo impacto ambiental, que pueden ser naturales o reciclados.

11. Son respetuosas con el entorno.

12. Integran la flora más autóctona como elemento regulador de la temperatura.

casas bioclimaticas

Claves de los edificios sostenibles

En las construcciones sostenibles se utilizan técnicas de construcción inteligente que favorecen el ahorro energético y el aislamiento térmico. Y lo hacen manteniendo los cánones de calidad en acabados exteriores e interiores.

A la hora de diseñar una vivienda de este tipo, los arquitectos estudian la ubicación. La situación de la vivienda y su relación con el entorno marcan las pautas que los técnicos siguen en su proyecto. Un proyecto que ha de dar respuesta a las condiciones climatológicas e integrar los recursos naturales. El objetivo es crear temperaturas ambientes ideales provenientes de la misma construcción. Es decir, sin el uso de elementos externos como aire acondicionado o fuentes de calor no naturales.

La orientación ideal de la construcción en España es de norte a sur. Así se consiguen más rayos de luz solar durante el día en los espacios que más se habitan, como es el salón o la cocina. En las habitaciones es mejor evitar los excesos de calor. Los proyectos arquitectónicos sostenibles priman las corrientes cruzadas para garantizar una buena ventilación.

activo de futuro

Los técnicos buscan un efecto invernadero en estas viviendas que genere calor. Se persigue regular el clima interno de manera natural a través de ventanales grandes, corrientes y con la creación de tabiques o muros aislantes más gruesos. La construcción inteligente utiliza sistemas ecológicos que contribuyen al aislamiento térmico.

Los materiales naturales o reciclados que se utilizan priman la transpiración y el aislamiento. Entre ellos destaca el Neopor, que en la actualidad se considera el mejor aislante del planeta. Garantiza el aislamiento térmico y acústico. Se puede aplicar en construcciones ya realizadas o de nuevo cuño. Destacamos el sistema constructivo ECO-BUNKERHAUS, este sistema, está desarrollado sobre una base de hormigón doble armado y poliestireno grafitado, haciendo unas estructuras practicamente indestructibles y muy sostenibles.

Otra de las características de las construcciones sostenibles es su alta resistencia a los terremotos o movimientos sísmicos y su ausencia de humedad. De hecho, es el modelo más utilizado en los países del norte de Europa como Finlandia, Noruega, Alemania, Suecia o Países Bajos. También lo es en los Emiratos Árabes, Kuwait, Catar o Arabia Saudí. Los plazos de entrega se sitúan entre los 5 y 7 meses.

edificios sostenibles

Las construcciones sostenibles como activo inmobiliario

En la actualidad los edificios verdes ya se han convertido en uno de los activos inmobiliarios más atractivos del mercado. Ante la decadencia del modelo especulativo, este tipo de construcciones se imponen por los beneficios que brindan y la calidad de vida que ofrecen.

Se han convertido en inversiones rentables para los propietarios con ejemplos que se extienden por todo el continente europeo. Hoy en día existen inmuebles verdes completamente autosuficientes que son un modelo a seguir. El uso de materiales reciclados y naturales ha demostrado ser más eficiente y alarga la vida útil de los edificios.

construcciones sostenibles como activo inmobiliario

Conclusión

Las casas y edificios sostenibles están hechos desde la perspectiva económica, social y ambiental. Están enfocadas en todo el ciclo completo de un inmueble, desde el diseño y su construcción inicial, la eficiencia energética de su uso y funcionamiento, hasta su demolición si llega el momento. Además, priman la calidad de vida, el confort y la salud de sus inquilinos con la integración en el entorno. Un patrón que cobra importancia en las directrices europeas y que ha llegado para quedarse. El futuro tiene muchos nombres, dijo Victor Hugo, y uno de ellos es la sostenibilidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Guardar

Guardar

Deja un comentario

 
Idioma