Bioeconomía: concepto y tipos de casas

Vivimos en un mundo que no es infinito, ¿que sabemos sobre la bioeconomia?. ¿Es posible que hayamos olvidado este detalle?

Son muchas las personas que, a lo largo de la historia, han indicado los límites y el riesgo de la explotación de los recursos humanos. Pero parece que hasta el momento estas indicaciones no han sido atendidas correctamente. Y es que, la pregunta que todos nos hacemos es ¿existe otra forma mejor y menos dañina para obtener un crecimiento económico?

Existen expertos en geología y recursos que afirman que la humanidad ha consumido en 100 años la mitad del petróleo que existía inicialmente. Eso es un gasto enorme que pone en entredicho la supervivencia de la especie humana y de todas las demás. De hecho, las generaciones que nos sigan deberán enfrentarse a la escasez de este recurso. ¿Eres consciente de que, en la actualidad, este recurso es el que sostiene al sistema económico? También mantiene nuestro modo y nivel de vida. ¿Qué cambios implica la escasez o desaparición del mismo?

Por todas estas razones, un planteamiento diferente sobre la economía es de vital importancia.

La idea de unir la economía y la ecología surgió en los años sesenta. Fue entonces cuando los pensadores, economistas, críticos, biólogos… Comenzaron a hablar sobre la bioeconomía. Apareciendo así el término que hoy tratamos de explicar.

La bioeconomía se presentó como una alternativa de futuro, una economía que tenía en cuenta los recursos naturales necesarios para la continuación de la vida en el planeta, además de las ganancias y la productividad que es donde parece que reside el interés.

crecimiento sostenible

¿Qué es la bioeconomía?

Se denomina bioeconomía a la ciencia que gestiona la sostenibilidad de los diferentes elementos. La finalidad de esta ciencia es alcanzar un desarrollo económico que sea sostenible y que no nos lleve a agotar los recursos naturales. No se puede afirmar que sea una rama de la economía porque no lo es. Es el resultado de un campo de estudio formado por economistas, científicos, biólogos, físicos…

El padre de la bioeconomía, Nicholas Georgescu-Roegen (1906-1994) aseguró en sus estudios que no incluir las leyes de la termodinámica y de la biología en la bioeconomía era un terrible error.

En ese momento fue acusado de pesimista al ser sus ideas totalmente opuestas al orden tradicional de la economía vigente.

Sin embargo, en la actualidad aquellas ideas que se clasificaron como pesimistas toman fuerza al ver el aumento de la población, el fin del petróleo, el cambio climático, la escasez de agua potable… No cabe duda que al ser una especie biológica estamos sometidos a las leyes que gobiernan la existencia de la vida en el planeta.

que es la bioeconomia

¿Cuáles son los principios básicos de la economía ecológica?

Para poder conocer a fondo la bioeconomía analizaremos algunos de los principios básicos de ésta:

1. Se consigue defender el medio ambiente y conservar la capacidad de regeneración de la biodiversidad.

2. Se cierran ciclos de materia. En la naturaleza no existen residuos porque los desechos de unos se convierten en alimentos de otros.

3. Centrar la producción y el consumo.

4. En la naturaleza es importante cooperar y actuar desde lo colectivo para su correcta evolución.

5. Utilizar recursos renovables y energías limpias para intentar eliminar la destrucción y contaminación de los sistemas.

6. Fomentar el desarrollo humano, los bienes comunes, el comercio justo, los salarios dignos, una reforma agraria, etc., entre otros.

Finalmente, y a modo de curiosidad, Monsour Mohammadian, (el más importante exponente de la teoría de la bioeconomía), creía en la existencia de un “Homo oeconomicus y un Homo bioeconomicus”. Uno representa a un ser ávaro y sin sentimientos mientras que el segundo es un ser satisfecho con lo que posee.

El “Homo bioeconomicus”, que es el ser cooperativo y que se encuentra en paz con los elementos que le rodean, puede cambiar el comportamiento egoísta, la avaricia y el despilfarro de su semejante. De esta manera, podrá contribuir a infundir el don de la solidaridad. Y es que, así, también establecerá las condiciones sociales que se necesitan para que la sostenibilidad y las relaciones de cooperación y confianza entre seres humanos prosperen de forma positiva.

Ahora que tenemos conceptos básicos sobre la bioeconomía, y sus principios básicos, veamos los elementos que nacen con el objetivo de fomentar la sostenibilidad económica.

bioeconomia top

La alternativa a la casa tradicional

Las casas sostenibles son edificios que aprovechan las condiciones climáticas para disminuir las necesidades energéticas.

Este tipo de edificaciones son conocidas como bioclimatismo pasivo o casas pasivas.

Si echamos la vista atrás recordamos como las poblaciones se concentraban en áreas rurales y casi todas las casas seguían los siguientes criterios:

– Vivían en contacto con la naturaleza.

– Había menos comodidades.

– La calefacción consistía en recoger leña y hacer fuego para calentar la casa.

Pronto se descubrió que las casas que se orientaban hacia el sur necesitaban menos calefacción porque el sol da durante todo el día y la temperatura en el interior aumenta sin necesidad de calefacción.

Con el tiempo, se produjo un desarrollo de las técnicas que se empleaban y aparecieron técnicas que hoy en día se están recuperando para mantener las casas pasivas. Pero ¿qué nos hizo abandonar estas prácticas?

Con seguridad afirmamos que la industrialización, la construcción masiva y los recursos fósiles nos hicieron dejar de lado estas prácticas tan saludables para la salud del planeta.

casas pasivas bio

Características de la construcción pasiva

Las casas pasivas son un estándar de construcción que nace en Alemania en los años 90. Este tipo de construcciones consiguen combinar el confort del interior de la vivienda con un consumo energético muy bajo, es más, casi nulo.

Este tipo de casas son fabricadas aprovechando los recursos de la arquitectura bioclimática en unión con una gran eficiencia energética. Y es que, conseguimos minimizar el gasto de calefacción, y refrigeración, aprovechando al máximo la luz solar.

Este tipo de construcción se puede aplicar a cualquier diseño.

¿Quieres ver con nosotros las claves en las que se basa este tipo de construcción?

1. Diseño bioclimático

El diseño es una característica fundamental para un edificio eficiente. La orientación de la vivienda, el estudio de las sombras que tendrá el edificio y la protección en verano son algunas de las características que definen al diseño bioclimático.

2. Alto aislamiento térmico

Los edificios que no están correctamente aislados consumen hasta un 30 % más de energía. Un buen aislamiento nos protegerá del calor en verano y mantendrá la temperatura interior en invierno.

3. Eliminar puentes térmicos

Las capas de aislamiento que carecen de interrupciones (cortes) son más eficientes en su función y provocan menos pérdidas de calor en los edificios.

4. Ventanas de alta calidad

Las ventanas son el elemento más débil en un edificio. Gran parte del gasto de calefacción se debe a las pérdidas que se producen por las ventanas. Si invertimos en ventanas de calidad con una correcta instalación ahorraremos mucho dinero y aumentaremos la eficiencia energética.

5. Mantenimiento del calor

Las ventilaciones mecánicas de este tipo de viviendas permiten que el aire se renueve constantemente.

Pero ¿qué tipo de aislamiento se recomienda por su efectividad?

aislantes energeticos

Aislantes y eficiencia energética​

No cabe duda de la diversidad de productos que existen en el mercado actual, pero, hasta el momento, ha quedado demostrado que “neopor y la eficiencia energética” van de la mano.

Y es que, hablamos de un aislante térmico que posee partículas de espuma con forma de perlas.

Las ventajas de este tipo de aislante son muchas, veamos ahora algunas:

– Este tipo de aislante obtiene resultados superiores a los que obtienen los productos homólogos que existen en el mercado. Esto es debido a que la distribución de las perlas es muy uniforme y con ello se consigue un mejor aislante. También se impide que el agua de lluvia se introduzca.

– Esta técnica permite que se mantenga una capa de aire entre los tabiques que será rellenada con material aislante. Y es que, la estructura de doble tabique limita el ancho del aislamiento.

¿Sabías que en Inglaterra estos productos de neopor han obtenido la certificación oficial?

– Es una medida de aislamiento económica y fiable.

Podríamos seguir enumerando las ventajas de este aislante, pero estamos seguros de que a estas alturas necesitas ver un ejemplo tangible de todo lo explicado hasta el momento como son las casas de hormigón.

casas de hormigon sostenibles

Hormigón: el elemento por excelencia

Las casas de hormigón son un concepto relativamente nuevo en el mercado de la construcción. Este tipo de viviendas consiguen un equilibrio entre la calidad de la construcción y la funcionalidad aprovechando la construcción sostenible.

Las viviendas de hormigón mantienen la estética del hormigón que es capaz de expresar solidez, modernidad… Y reunir las calidades necesarias para funcionar de forma duradera.

Este tipo de casas de hormigón ofrecen múltiples soluciones para definir con libertad los acabados finales y la personalidad del hogar. Y es que el hormigón ofrece diversidad como material de construcción.

Finalmente, ¿qué sensación tienes después de conocer este tipo de construcciones sostenibles?, ¿No crees que es necesario ponernos manos a la obra y mejorar la situación en la que nos encontramos?

 

Guardar

Deja un comentario

Idioma