Casas pasivas una inversión excelente

Si hablamos de inversiones rentables en el sector de la construcción y miramos al futuro, debemos tener presente las casas y edificios pasivos, para ello, necesitamos saber que son las casas pasivas, una casa pasiva es una vivienda ecológica que posee características que aprovechan de manera óptima los recursos naturales reduciendo enormemente el consumo de energía.

Las casas pasivas son construidas después de realizar un estudio bioclimático de la zona en la que se pretende edificar. De esta manera, se aprovechan al máximo los recursos naturales.

Con este tipo de estudios se observan las horas de sol en la zona y se consigue regular el uso de huecos en la fachada. También se invierte más en el aislamiento de la vivienda, puesto que si no hay pérdidas de calor o frío, no existirán problemas relacionados con la climatización de la vivienda.

rentabilidad sostenible

 

Activos inmobiliarios: ¿Son rentables las casas pasivas?

Sin lugar a dudas, las inversiones rentables son las que reconocen las oportunidades más favorables de inversión y las aprovechan.

Las inversiones sostenibles en casas pasivas son inversiones inteligentes por múltiples motivos que veremos a continuación. También serán inversiones rentables.

No cabe duda de que la respuesta a esa pregunta es sí. Muchas personas opinan que las casas y edificios sostenibles tienen costes de producción mucho más elevados. Esto es cierto, pero todas las casas pasivas abaratan facturas a corto plazo gracias a las materias primas que en la construcción de los edificios tradicionales no se utilizan. La realidad es que las características ecológicas son factores que generan beneficios desde el momento en que los constructores casas de hormigon. Además, les añaden más valor al inmueble.

Los beneficios que generan las construcciones ecológicas son medibles gracias a los siguientes parámetros:

– Parámetros de productividad y primas fiscales.

Economía de las inversiones sostenibles en edificios y casas pasivas

Las construcciones de edificios sostenibles no son en realidad más caras que las construcciones de los edificios tradicionales. La verdadera diferencia es el enfoque. La manera de realizar la construcción y las características de los edificios darán lugar al enfoque de diseño integrado.

Los beneficios que se obtienen de las casas pasivas se consideran como extras y con ello se da por sentado que existirá un aumento del presupuesto en la edificación, pero eso no es así. Veamos un ejemplo que nos explica la situación:

Elegir una orientación apropiada para los edificios de nueva edificación sirve de ejemplo para comprobar cómo la bioarquitectura tiene la finalidad de conseguir el mayor ahorro energético. El ahorro se consigue desde el mismo inicio de la construcción del edificio. Y es que una orientación adecuada supone aprovechar más y mejor la luz natural que consigue que se produzca un ahorro en los sistemas de iluminación y calefacción.

costes edificios pasivos

Costes de los edificios sostenibles

A simple vista es posible que se concluya que al ser edificios más avanzados, se conviertan en inversiones inmobiliarias más arriesgadas, pero esto no es cierto.

Todas las casas pasivas deben cumplir una serie de normas para poder ser denominadas como tal. En algunas situaciones, los requisitos son aumentar los costes de fabricación, pero hay mucho más que suponen un ahorro. Por este motivo es necesario realizar enfoques de diseño integrado para sacar conclusiones.

¿Las casas pasivas son activos inmobiliarios rentables?

No deben existir dudas al responder a esta pregunta. Las casas pasivas son activos inmobiliarios en los que es rentable invertir por las siguientes razones:

– El mercado actual del sector inmobiliario de edificios sostenibles está en auge.

A pesar de que la rentabilidad de los activos inmobiliarios está rodeada de incertidumbre, el mercado de construcción de edificios sostenibles no deja de moverse. Y es que, el ahorro en las facturas no es una tendencia y sí un mercado que cada vez tiene más adeptos y que está apoyado por las legislaciones y normativas europeas.

– Protocolos de construcción de carácter obligatorio a partir de 2018. Estas normativas ya se aplican en las construcciones sostenibles y pasarán a ser obligatorias para el resto de edificios del país.

En 2020 ya serán obligatorios para todo tipo de construcciones sea cual sea el tipo y la finalidad del edificio.

protocolos sostenibles

¿Por qué invertir en las construcciones de las casas pasivas?

– Ahorro de energía.

La factura de la luz se reduce hasta en un 90 %. Una casa pasiva gasta únicamente el 10 % de lo que consume una vivienda tradicional. Esto es debido a que el hogar se calienta sin necesidad de usar la calefacción.

– Confort.

Confort es sinónimo de alcanzar el clima adecuado en el interior de las casas sostenibles. Además, este tipo de viviendas consigue un aislamiento completo del ruido del exterior y de las filtraciones que no sean deseadas.

– Conciencia medioambiental.

No consumir energía en la vivienda u hogar es sinónimo de producir menos gases que producen el conocido efecto invernadero. Por esta razón, cuando se está comprometido con el medio ambiente la casa pasiva es la mejor elección que se puede tomar.

– Rentabilidad.

Ya se ha indicado con anterioridad que inicialmente, la construcción de una casa sostenible requiere una mayor inversión, pero se amortiza con rapidez gracias todos los beneficios que implica habitar una casa pasiva.

– Es necesario cumplir con la exigencia europea de consumo en edificios.

La Directiva europea 2010/31/UE establece que a partir del 31 de diciembre de 2020 todos los edificios deben tener un consumo casi nulo de energía. Por este motivo, es imprescindible invertir en estas construcciones.

Aunque a día de hoy aún queda mucho por hacer, en nuestro país cada vez hay más edificios que se construyen respetando el estándar Passivhaus.

passivhaus

Passivhaus

Los edificios denominados Passivhaus consiguen reducir las necesidades de refrigeración y calefacción del 75 %. La minúscula cantidad de energía que utilizan se cubre fácilmente con energías renovables. Es por este motivo que se convierten en un tipo de construcción que posee un coste energético muy bajo. Esto se traduce en beneficio económico para el propietario de la vivienda y en cuidado para el medio ambiente.

Este tipo de viviendas no es un estándar que necesiten el uso específico de un producto o material, sino que proporcionan beneficios a partir de técnicas pasivas.

Trámites necesarios para conseguir el certificado para las casas pasivas

A día de hoy solo existen 53 viviendas construidas con los parámetros Passivhaus y de estas, tan solo 34 han obtenido el certificado del Passivhaus Institu para los edificios de nueva construcción o lo que es lo mismo, de obra nueva.

Como curiosidad cabe destacar que el Aulario de la Universidad de Burgos y el Palacio de Congresos de Vitoria han conseguido la certificación llamada Enerphit después de haber realizado la rehabilitaciones necesarias.

Para que un edificio obtenga el Certificado Passivhaus, el edificio tendrá que limitar las necesidades de calefacción y refrigeración. De hecho, los edificios con esta certificación tendrán un máximo de 15 kilovatios hora por metro cuadrado al año y la energía primaria tendrá su tope en 120 kWh/m² al año.

Además, el volumen de aire de un edificio sostenible tendrá que renovarse un 60 % cada hora. La certificación no se conseguirá al estar construido el edificio. Es imprescindible que todos los procesos y elementos implicados en la construcción de las casas pasivas estén alineados y comprometidos con el objetivo final. En numerosas ocasiones este es el motivo por el cual los edificios no llegan a conseguir la certificación.

principios basicos sostenibles

Resumen de principios básicos de las casas pasivas

– Excelente aislamiento térmico.

Existe un muy buen aislamiento de la envolvente.

– Ventanas y puertas de altas prestaciones.

Los huecos de la pared son los puntos débiles, por ello, se prestará especial atención.

– Ausencia de puentes térmicos.

De esta manera, se consigue un mejor aislamiento.

– Ventilación mecánica con recuperación de calor.

La cantidad de energía que se requiere para acondicionar los espacios es mínima.

– Estanquidad al aire.

Se realizan pruebas de presión para medir la hermeticidad de edificio.

arquitectura passivhaus

Renovación del aire en casas pasivas y sus beneficios para la salud

La acción de ventilar la vivienda es una costumbre muy sana. No solo se trata de ventilar para evitar malos olores porque el aire del interior puede contener partículas contaminantes procedentes de productos de limpieza y ropas que son necesarias de eliminar porque tienen efectos dañinos sobre la salud.

Sin embargo, al abrir las ventanas dejamos escapar calor (en invierno) o frío (en verano). Y otro detalle que se debe tener en cuenta es que, en ocasiones, el aire del exterior se encuentra lleno de contaminantes. Entonces, sí es necesario ventilar, pero al hacerlo empeoramos el ambiente de la vivienda ¿qué se debe hacer?

La solución se obtendrá gracias a los sistemas de ventilación mecánica. Y es que, este tipo de sistemas de ventilación mecánica poseen dos flujos. Un flujo capta el aire del exterior y lo filtra para pasarlo por un intercambiador, que lo inyectará después en diferentes estancias del hogar y el aire circulará de manera continua por la casa sin notar corriente alguna.

Gracias al intercambiador de calor se consigue que no haya pérdidas de calor (coge el calor del aire que se expulsa y se lo da al aire nuevo). Además, al contar con un filtrado inicial se conseguirá mejorar la calidad de vida de las personas con problemas respiratorios.

 

Es de ley apostar por la sostenibilidad de nuestro planeta si se va a invertir en vivienda, nosotros lo hacemos posible.

 

Guardar

Deja un comentario

 
Idioma